Se apetecen…


Poema 12
Olivero Girondo

Se miran, se presienten, se desean,
se acarician, se besan, se desnudan,
se respiran, se acuestan, se olfatean,
se penetran, se chupan, se demudan,
se adormecen, se despiertan, se iluminan,

image

se codician, se palpan, se fascinan,
se mastican, se gustan, se babean,
se confunden, se acoplan, se disgregan,
se aletargan, fallecen, se reintegran,
se distienden, se enarcan, se menean,
se retuercen, se estiran, se caldean,
se estrangulan, se aprietan se estremecen,
se tantean, se juntan, desfallecen,
se repelen, se enervan, se apetecen,
se acometen, se enlazan, se entrechocan,
se agazapan, se apresan, se dislocan

image

se perforan, se incrustan, se acribillan,
se remachan, se injertan, se atornillan,
se desmayan, reviven, resplandecen,
se contemplan, se inflaman, se enloquecen,
se derriten, se sueldan, se calcinan,
se desgarran, se muerden, se asesinan,
resucitan, se buscan, se refriegan,
se rehuyen, se evaden, y se entregan.

Publicado en En clave de fado: saudade del alma mía, Poetas, magos y brujas que me hechizan con sus palabras, Videos Musicales | Etiquetado | Deja un comentario

La luna, el sol y la luciérnaga.


 
image

Cuando fui una luciérnaga, nací en medio de un parque , en un banco, en la semi oscuridad  de un atardecer. Anteriormente fui otro ser diferente a este, porque tengo miles de años aunque aparente 30. Pero esto es una información irrelevante a esta historia.
El caso es que tenía miedo e instintivamente seguí la luz. Había un gran circulo blanco colgando en el cielo que brillaba para mí, llenándome de energía y de millones de sensaciones indescriptibles. Era lo más inquietante y especial que había visto en mi vida. Notaba como atraía no solo a las mareas sino a los demás seres de la tierra, incluidos los humanos. Inicié una  especial relación con todo lo que era ella, aprendí misterios y cuentos antiguos, leyendas de brujas y otros seres que se ocultan en la noche. Jamás vi  tanta poesía .
Mas tarde empecé a ver como se empezaba a ocultar. Me enamoré de la luna, y le grité que no se fuera. Y ella me contesto que se iba porque venía alguien mejor. Triste, me di cuenta de que la luna no brillaba solo para mi y cuando empezé a extrañarla, vi salir del horizonte un circulo hermoso, radiante, lleno de calor.
En ese momento me enamore de el, de su cálidos rayos que penetraban la suave cortina de nubes pero sin pincharlas. Era tan bello, radiante y positivo que olvide que hacía unos segundos amaba otra cosa.
Lo mire por horas,  mientras se elevaba en el manto azul por el que  surcaban aviones con destinos a lugares lejanos. Horas después vi como se coloreaba de naranja, y se ocultaba entre las montañas.
Todo se volvió oscuro de nuevo y esta vez no salió la luna. Me sentí triste por que esta vez no había nadie que me iluminara. Sin embargo  había otra lucecita  a mi lado contemplando con mismo asombro la oscuridad.

No era una luz tan brillante como la del sol y la luna pero estaba brillando conmigo, al mismo tiempo. Le pregunté su nombre y me dio solo el apellido” Misterios”.  Comenzamos una larga conversación sobre la luz de las cosas y de los seres que nos rodean llegando a la conclusión de  que la luz que atraviesa el alma es la propia de cada uno, aunque a veces nos de miedo brillar. Desde  ese instante “por fin lo pude sentir “que era una fugaz  luciérnaga y que mi plan genial era brillar todo lo que pudiese junto a otra luciérnaga que también quisiera hacerlo.

Porque no hay luz que exista sin la oscuridad, acepté que aunque vengan momentos oscuros, estos son el recuerdo de la luz que hubo y que la vida es una sucesión de destellos intermitentes llenos de magia verdad y belleza.

Publicado en Pensando sobre el mundo.. y otros sentimientos. | Etiquetado | Deja un comentario

El increíble Bukowski


SIN SUEÑOS

las camareras de pelo gris
en los cafés por la noche
se rindieron,
y mientras camino por las veredas de la luz y miro las ventanas
de las casas de las enfermeras
puedo ver que ya no es
con ellas.
veo gente sentada en los bancos de la plaza y puedo ver por la manera en que se sientan y miran
que se acabó.

veo gente manejando autos
y veo por la manera en que manejan sus autos que ni aman ni son amados ni consideran el sexo
está todo olvidado
como una vieja película.

veo gente en las tiendas y supermercados
caminando por los pasillos
comprando cosas
y puedo ver por la manera en que
les queda la ropa y por la manera en que caminan y por sus caras y sus ojos
que no les importa nada
y nada se preocupa
por ellos
puedo ver cien personas por día
que se rindieron
del todo

si voy al hipódromo
o a algún espectáculo deportivo
puedo ver miles
que no sienten nada por nada o
por nadie
y no reciben
ningún sentimiento.

por todas partes veo a aquellos que
no mendigan nada sino
comida, refugio y
ropa, ellos se concentran
en eso,
sin sueños.

no entiendo por qué esa gente no
desaparece
no entiendo por qué esa gente no
expira
por qué las nubes
no los asesinan
o por qué los perros
no los asesinan
o por qué las flores y los niños
no los asesinan,
no entiendo
supongo que ya están asesinados
sin embargo, no puedo acomodarme al
hecho de que existan
porque son
demasiados

cada día
cada noche
hay más de ellos
en los subtes
en los edificios
en los parques

no sienten terror
por no amar
o por no
ser amados.

tantas tantas tantas
de mis criaturas compañeras..

image
PARIS

Fue como no haber estado allí.
Céline se había ido.
no había nadie allí.
París fue un bocado de aire azulado.
las mujeres pasaban como una inhalación como si tu nunca
fueras a atreverse a irte a la cama con ellas.
no había ningún ejército por ahí.
todos eran ricos.
no había pobres a la vista.
no había viejos a la vista.
cuando te sentabas en una mesa en un café te caían celosas miradas de los demás asiduos
quienes estaban seguros de ser
más importantes que
tú.
la comida era demasiado cara para comerla.
una botella de vino te costaba
tu mano derecha.
Céline se había ido.
hombres gordos fumaban cigarros convirtiéndose en gloriosas bocanadas de humo.
hombres delgados permanecían sentados muy estirados y charlaban únicamente entre sí.
los camareros tenían los pies grandes y estaban seguros
de ser más importantes que
nada y que nadie.
Céline se había ido.
y Picasso se estaba muriendo.
París fue absolutamente nada.
vi a un perro que parecía un
lobo blanco.
no recuerdo haber abandonado
París.
pero debo de haber estado
allí.
fue de alguna manera como dejarse una revista de moda en una
estación de tren
.image

Publicado en Citas de almas que me atraen emocionalmente..., Poetas, magos y brujas que me hechizan con sus palabras | Etiquetado , , | 2 comentarios

La casa encendida. Luis Rosales.


Hacía tiempo que la poesía y yo estábamos distanciadas y esta noche hemos escuchado juntas un fado con una fotografía muy evocadora. El escenario una casa abandonada, llena de vestigios: un espejo , un piano de cola, grietas en las paredes, ventanas de madera, estética que me ha llevado a Luis Rosales , un poeta que nació en Granada en 1910 . Publicó su primer libro de poemas, Abril, en 1935 en una época de transitorio agotamiento de las vanguardias. El poema que me ha guiñado cómplice se titula ” la casa encendida” le pone voz la fadista Gisela João.
PORQUE TODO ES IGUAL Y TÚ LO SABES,
has llegado a tu casa y has cerrado la puerta
con aquel mismo gesto con que se tira un día,
con que se quita la hoja atrasada al calendario
cuando todo es igual y tú lo sabes.
Has llegado a tu casa,
y, al entrar,
has sentido la extrañeza de tus pasos
que estaban ya sonando en el pasillo antes de que llegaras,
y encendiste la luz, para volver a comprobar
que todas las cosas están exactamente colocadas, como estarán dentro de un año,
y después,
te has bañado, respetuosa y tristemente, lo mismo que un suicida,
y has mirado tus libros como miran los árboles sus hojas,
y te has sentido solo,
humanamente solo,
definitivamente solo porque todo es igual y tú lo sabes.

Vídeo | Publicado el por | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Como necesito de ti, Lisboa.


Cuando estoy intensa, destemplada de fiebres emocionales, llena de agua, te necesito. Eres más que el fado , que las calles en cuesta y los azulejos pintados, eres más que el Tajo arropando al sol al atardecer, más que la bruma en los tejados, que el color gris brillante en el suelo de la rua douro. Eres mucho más que el olor de la ropa tendida en las ventanas de las almas lusas. Eres un estado de ánimo, una imagen grabada en las entrañas, un fuego fatal y hambriento que me calma y atormenta.  Propietaria única de mis pensamientos y respiraciones entrecortadas, jadeantes y a veces  serenas. Un dolor y un éxtasis. Un sueño con aspiraciones de pesadilla. Eres mi refugio, mi origen y mi ser. No estoy en ti, penetrando tu interior laberintico, pero me masticas igual que yo , porque estamos disueltas más profundamente que la saliva.  Morimos de amor y resucitamos de saudade.

Vídeo | Publicado el por | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Bailame el agua. (Poema de la novela de Daniel Valdés)


Bailáme el agua
Úntame de amor y otras fragancias de tu jardín secreto.
Riégame de especias que dejen mi vida impregnada de tu olor.
Sácame de quicio.
Llévame a pasear atado con una correa que apriete demasiado.
Hazme sufrir.
Aviva las ascuas.
Ponme a secar como un trapo mojado.
No desates las cuerdas hasta que sea tarde.
Sírveme un vaso de agua ardiente y bendita que me queme por dentro, que no sea tuya ni mía, que sea de todos.
Líbrame de mi estigma.
Llámame tonto.
Sacrifica tu aureola.
Perdóname.
Olvida todo lo que haya podido decir hasta ahora.
No me arrastres.
No me asustes.
Vete lejos.
Pero no sueltes mi mano.
Empecemos de nuevo.
Sangra mi labio con sanguijuelas de colores.
Fuma un cigarro para mí.
Traga el humo.
Arréglalo y que no vuelva a estropearse.
Échalo fuera.
Crúzate conmigo en una autopista a cien por hora.
Sueña retorcido.
Sueña feliz, que yo me encargaré de tus enemigos.
Dame la llave de tus oídos.
Toca mis ojos abiertos.
Nota la textura del calor.
Hasta reventar.
Sé yo mismo y no te arrepentirás.
¿Por cuánto te vendes? Regálame a tus ídolos.
Yo te enviaré a los míos.
Píllate los dedos.
Los lameré hasta que no sepan a miel.
Hasta que no dejen de ser miel.
Sal, niega todo y después vuelve.
Te invito a un café.
Caliente,claro. Y sin azúcar.Y sin aliento.
image

Publicado en Citas de almas que me atraen emocionalmente... | Etiquetado , | Deja un comentario

La petite mort


La pequeña muerte…tres segundos de placer intenso punzante, que atraviesa como una espada desde el flequillo hasta las uñas de los pies. Tres segundos de un no estar aquí… un ensayo de la muerte quizá. Plenitud de nada, ni frio ni calor, ni hambre ni sed, la mente se convierte en espejo perfecto del cuerpo, transmisiones neuronales transparentes, vacías de ordenes, llenas de desobediencia. Flotar, hundirse y caer: después. Antes, la única meta es llegar, poner el alma, la piel , las vísceras y las primeras fuerzas humanas en explotar. Retorcerse con desesperación, sudar, respirar el latido del mundo, beber saliva, comer piel humana, ejercer un canibalismo violento a sabiendas de no saciar el hambre. Recorrer caminos curvos, húmedos, para pararte tan solo a morder tu propia ansia de trascender aunque solo sea una vez en otra lengua. Ciclogénesis explosiva, en un lugar recóndito que compartes esta vez, para experimentar la muerte en compañía.

Publicado en Pensando sobre el mundo.. y otros sentimientos., Videos Musicales | Etiquetado , | Deja un comentario